30 mayo, 2020

EFECTOS DE LA TECNOLOGIA EN EL AUTO CUIDADO DE SALUD

Los efectos que tiene el uso de la Telemonitorización del autocuidado han sido publicados en diferentes foros científicos, unos analizando aspectos meramente clínicos, como agravación de síntomas, otros analizando su repercusión en el consumo de recursos sanitarios, caso de la demanda de asistencia medica o tener que acudir a servicios de urgencia medica y algunos otros, donde se analizan procesos o patologías crónicas especificas de manera global.

De la mayoría de todos ellos, podemos decir que las consecuencias que tiene el uso de la tecnología del autocuidado personal en el hogar y su repercusión sobre el propio autocuidado y la autogestión de su salud, son buenas y todos ellos prevén que con la incorporación de las nuevas tecnologías especificas para este campo, los resultados serán mucho mejor en un futuro próximo.

Antes de pasar a comentar alguno de los efectos que la tecnología del autocuidado de la salud produce,  conviene entender previamente diferentes  conceptos de los que vamos a tratar.

La gran diferencia que existe entre autogestión y autocuidado es que, en la autogestión, los pacientes realizan tareas que están dentro del trabajo habitual y propio de los profesionales de la salud. Como por ejemplo tomar la Tensión Arterial, o Medir la Saturación de Oxigeno en Sangre Arterial.

Por otro lado, tanto en el caso del autocuidado como en de autogestión de la salud, se tiene que producir un proceso proactivo por parte del usuario, que debe pasar por el cumplimiento del asesoramiento previo del profesional sanitario y técnico.

RESULTADOS ACERCA DE LA UTILIZACION DE LA TECNOLOGIA

1.- Los resultados de diferentes estudios acerca de los efectos que produce la ASISTENCIA TELEFONICA en Pacientes Crónicos, revelan que esta tecnología asociada a diferentes procedimientos (llamadas semanales, avisos telefónicos, Recogida de datos, etc.) muestra tener efectos positivos en los resultados obtenidos sobre la autogestión, las hospitalizaciones y la duración de la estancia hospitalaria de las Enfermedades Crónicas analizadas.

2.- La MONITORIZACION DOMICILIARIA de algunas Enfermedades Crónicas, ha demostrado que es un procedimiento bueno para autocontrol la obtención de datos precisos y fiables, lo que permite a los propios pacientes a consultarlos y hacer un auto seguimiento de los mismos, hecho que en la mayoría de los casos influye en sus actitudes y comportamientos, mejorando su situación clínica, así podemos ver que:

  1. a) DIABETES: Un estudio de los efectos que la Telemonitorizacion tenia sobre los pacientes diabéticos, mostró una reducción significativa de las complicaciones, una buena receptividad por parte de los pacientes y una mejor capacitación y educación del paciente [ 19].
  2. b) HIPERTENSION: Una revisión sobre los efectos de la Telemonitorizacion Domiciliaria sobre la hipertensión, mostro beneficios sobre la autogestión [ 20].
  3. c) INSUFICIENCIA CARDIACA: El sistema de monitorización (báscula y esfigmomanómetro) mostró una reducción del 83,9% en los días de ingreso en el hospital por IC.
  4. d) EPOC: La Telemonitorizacion domiciliaria aumenta las capacidades de los pacientes para lograr mayor autocontrol de su enfermedad la enfermedad. Consigue reducir los ingresos hospitalarios y atenciones en urgencias, realizando una respuesta precoz en el caso de agudizaciones, reduciendo los gastos provocados por agudizaciones.

    NO SE DAN LOS MISMOS RESULTADOS EN TODOS LOS SUJETOS QUE UTILIZAN TECNOLOGIA DEL AUTOCONTROL

La mayoría de los efectos beneficiosos producidos por la tecnología para el autocontrol de la Salud se relacionan con:

  • Mejor conocimiento o la educación sobre la enfermedad controlada.
  • Aumento de las habilidades de autocontrol
  • Mejor manejo de los síntomas
  • Mejoría de los comportamientos relacionados con el manejo de la enfermedad.

De ahí que el usuario antes de comenzar a emplear tecnología del autocuidado de la salud deberá pasar por una serie de pasos previos:

1º) Incrementar la conciencia que el paciente tiene de la enfermedad y aumentar el conocimiento de todos sus síntomas. Para ello los pacientes necesitaran la ayuda de profesionales, que le ayuden en estas enseñanzas y en el autocontrol.

2º) Los pacientes irán de manera progresiva participando cada vez más en el proceso de atención. En este paso, los pacientes pueden controlar la enfermedad y pueden empezar a tomar algunas decisiones. Aquí el profesional se convierte en ayudante del autocontrol.

3º) Los pacientes pueden hacer su autocontrol totalmente independiente del profesional de la salud.

Leer más

WEARABLES PARA EL CONTROL DE LA SALUD EN EL HOGAR

Los Wearables ó tecnología vestible (del inglés wearable technology), tecnología corporal, ropa tecnológica, ropa inteligente  o electronica textil ​ son dispositivos electrónicos inteligentes incorporados a la vestimenta o usados corporalmente como implantes o accesorios que pueden actuar como extensión del cuerpo o mente del usuario.

Los wearables, como los monitores de actividad son un buen ejemplo del Internet de las cosas, puesto que cosas como la electrónica, software, sensores y conectividad son mecanismos que permiten a los objetos intercambiar información a través de Internet con un fabricante, operador u otros dispositivos conectados, sin necesitar de la intervención humana.

La tecnología wearable tiene una variedad de aplicaciones que crece en medida que el campo de conocimiento se expande. Se ha popularizado con el consumo exponencial de los relojes inteligentes y los seguidores de actividad. Aparte de usos comerciales, esta tecnología está siendo incorporada a la navegación de sistemas, avances en la industria textil y la salud.

Uso de Wearables en Enfermos Cronicos en el Hogar.

¿Son útiles los wearables de consumo como herramienta de diagnóstico “secundario” impulsada por el paciente?

Para afecciones crónicas, los wearables pueden ser muy utiles para obetner y almacenar-enviar datos a lo largo de horas, dias o periodos de tiempo definidos, lo que permite efectuar una monitorizacion continua de sus sintomas y de la gravedad de los mismos, pero sobre todo posibodrían ilta la deteccion precoz de posibles descompensaciones.

Los dispositivos portátiles también podrían alimentar un sistema más amplio de “diagnóstico preventivo predictivo”. Por ejemplo, un microanálisis de los datos del movimiento corporal se puede usar para detectar síntomas tempranos de la enfermedad de Parkinson.

Los wearables también podrían proporcionar una plataforma para el manejo en el hogar de enfermedades crónicas a largo plazo.

Los wearables podrían abordar algunas de las limitaciones de otras intervenciones al proporcionar retroalimentación instantánea y ofrecer un enfoque individualista mientras se mantienen prácticos.

A pesar de estas promesas, el uso real de los dispositivos de vestir para el consumidor dentro de una población clínica sigue siendo limitado. Las aplicaciones potenciales descritas anteriormente todavía se encuentran en las primeras etapas de desarrollo, no se han aprobado para uso médico y hasta ahora se han explorado principalmente en una investigación académica en lugar de en un contexto del mundo real. Hasta la fecha, los estudios clínicos que se parecen más a los wearables de los consumidores incluyen  podómetros y aplicaciones de teléfonos inteligentes para hacer frente a un estilo de vida sedentario y obesidad y soluciones de telemonitorización domiciliarias para pacientes con afecciones pulmonares, diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

El uso de podómetros se ha asociado con aumentos significativos en la actividad física y disminuciones significativas en el índice de masa corporal y la presión arterial.

Se ha demostrado que las aplicaciones para teléfonos inteligentes complementan las intervenciones que apoyan la pérdida de peso [ 28 , 30 ] y aumentan la actividad física [ 31 ]. Sin embargo, las intervenciones que involucran podómetros y aplicaciones de teléfonos inteligentes en poblaciones clínicas no muestran evidencia de un cambio de comportamiento continuo más allá de la duración de la intervención original [ 29 ]. También hay resultados no concluyentes con respecto a la vigilancia del hogar. Las revisiones que ilustran los efectos de la telemonitorización en los resultados clínicos (p. Ej., Una disminución en las visitas de emergencia, los ingresos hospitalarios y la estancia hospitalaria promedio) son más favorables en los pacientes pulmonares y cardíacos que en los pacientes de diabetes e hipertensión [ 32 , 33 ]. Sin embargo, varios ensayos no informan ningún efecto beneficioso del autocontrol sobre la glucosa en sangre [ 34 ], y varios demuestran resultados negativos, incluidos niveles elevados de depresión [ 35 ]. Los aspectos como la calidad de vida, la aceptabilidad y los beneficios de costos se informan con poca frecuencia o de manera incompleta en los ensayos de telemonitorización [ 33 , 36 ], y las revisiones existentes de monitoreo remoto con frecuencia han sido criticadas por su metodología deficiente [ 37 ].

Ir:

En la nube: ¿Son los datos generados por el usuario seguros, confiables y protegidos?

Esta nueva tecnología plantea preguntas adicionales sobre el impacto en la salud y el bienestar de los usuarios. Actualmente, los dispositivos portátiles existen dentro de un “área gris” con respecto a la seguridad del usuario. El problema potencial del daño está ausente en gran medida de la literatura actual, pero es concebible que las personas se vuelvan demasiado dependientes de los sistemas automatizados que proporcionan una falsa sensación de seguridad o alimentan un diagnóstico erróneo autoguiado [ 38 , 39 ]. Los pacientes también pueden sufrir las consecuencias negativas de un autocontrol excesivo al encontrarlo incómodo, intrusivo y desagradable. Por ejemplo, varios estudios han observado que los diabéticos tipo 2 que se autocontrolizaron su propia concentración de glucosa en la sangre no se beneficiaron del aumento del control glucémico, sino que encontraron que su enfermedad era más intrusiva [ 35 ]. Es probable que la interacción entre un dispositivo portátil y un paciente sea compleja, y es necesario que la investigación adicional considere esto con más detalle. Por ejemplo, es probable que la personalidad de un individuo juegue un papel clave en la determinación de la utilidad percibida de un dispositivo dado [ 40 ].

La fiabilidad y la validez de los dispositivos portátiles también es preocupante. Los dispositivos se comercializan bajo la premisa de que ayudarán a mejorar la salud general y el estado físico, pero la mayoría de los fabricantes no proporcionan evidencia empírica para respaldar la efectividad de sus productos. Las comparaciones recientes entre varios dispositivos portátiles para el seguimiento de la actividad física mostraron grandes variaciones en la precisión entre diferentes dispositivos, con márgenes de error de hasta el 25% [ 41 , 42 ]. Esta es una discrepancia grave y se hace eco de los problemas observados en el mercado de aplicaciones médicas. Por ejemplo, una revisión en JAMA Dermatology mostró que las aplicaciones de teléfonos inteligentes para la detección de melanoma tienen una tasa de fracaso del 30% [ 43 ]. La falta de fiabilidad es un obstáculo grave que debe abordarse mucho antes de que se pueda considerar un dispositivo para cualquier aplicación médica.

Finalmente, para los pacientes y profesionales de la medicina, la privacidad y seguridad de los datos personales generados por los dispositivos portátiles de consumo sigue siendo problemática. Los usuarios que compran dispositivos portátiles hoy en día a menudo no “poseen” sus datos. En su lugar, los datos pueden ser recopilados y almacenados por el fabricante que vende el dispositivo. Al recibir solo un resumen de los resultados extraídos de estos datos, se crea una paradoja bastante extraña para el usuario: son los propietarios del dispositivo, pero no los datos resultantes. Algunos fabricantes cobran a los usuarios una tarifa mensual por el acceso a sus propios datos en bruto, que se venden regularmente a agencias de terceros. Otras compañías también están dispuestas a compartir la ubicación, la edad, el sexo, el correo electrónico, la altura, el peso o las actividades rastreadas por el Sistema de posicionamiento global (GPS, por sus siglas en inglés) de un usuario [ 44 , 45 ]. Sin embargo, los datos “anónimos” a través de una simple distorsión o eliminación de características de identificación no proporcionan niveles adecuados de anonimato y no son suficientes para prevenir el fraude de identidad. Los sofisticados algoritmos ahora pueden hacer una referencia cruzada de datos biométricos generados por wearable con otros “rastros digitales” del comportamiento de los usuarios. Las “huellas digitales” de comportamiento, como el tiempo de actividad y la ubicación del usuario, pueden revelar la identidad de una persona [ 46 ]. La investigación sobre “rastros digitales” de otras fuentes (por ejemplo, las redes sociales) demuestra que pueden ser alarmantemente precisos cuando se trata de predecir la personalidad [ 47 ] y las conductas de riesgo [ 48 ], dos rasgos muy individuales y personales. Además, algunos dispositivos portátiles son fáciles de piratear como resultado de varias tecnologías de comunicación que ayudan a la transferencia de datos entre dispositivos portátiles y teléfonos inteligentes [ 49 ]. Esto resuena con problemas similares observados en marcapasos digitales inalámbricos y bombas de glucosa, que fueron vulnerables a ataques cibernéticos en el pasado [ 50 , 51 ]. Si bien las consecuencias de los ataques informáticos se reducen para los dispositivos portátiles no invasivos, un ataque cibernético bien coordinado podría hacer que los datos de salud del paciente se vean comprometidos, perdidos o distorsionados.

Ir:

Avanzando: ¿Qué vendrá para los wearables en el cuidado de la salud?

¿Qué puede hacer que la tecnología portátil y asequible sea un activo real para el cuidado de la salud? Una opción es crear un marco regulatorio simple que no suprima la innovación pero que ayude a que los dispositivos portátiles se validen en el contexto de su valor orientado a la salud. Este enfoque fue discutido recientemente en el New England Journal of Medicine , pero en relación con el estado regulatorio de las aplicaciones de salud para teléfonos inteligentes en los Estados Unidos [ 52 ]. Los autores apuntaron hacia una clasificación basada en el riesgo (por ejemplo, aplicaciones administrativas, aplicaciones de gestión de la salud y aplicaciones médicas) que “promueve la innovación, protege la seguridad del paciente y evita la duplicación normativa” (p. 375 de [ 52 ]). Como parte de esto Como ejemplo, la jurisdicción de la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. cubre las aplicaciones médicas de mayor riesgo. El Servicio Nacional de Salud en el Reino Unido adopta un camino similar con su marco regulatorio para aplicaciones móviles, que pueden ser clasificados como “dispositivos médicos” por Medicines and Healthcare Products Agencia reguladora [ 53 ]. Aplicada a un dispositivo portátil orientado a la salud, tal solución podría persuadir al sector privado para que proporcione acceso abierto a sus prácticas de recopilación de datos, metodologías de análisis y preocupaciones de medición. Esto no solo abordaría el problema de la confiabilidad de los dispositivos portátiles. pero también preocupaciones secundarias relacionadas con el almacenamiento de datos y la privacidad. Apple ha anunciado recientemente el desarrollo de un ResearchKit, un marco de software de código abierto para crear Aplicaciones para teléfonos inteligentes y para usar dispositivos portátiles para investigación médica [ 54 ]. Esto se percibe

¿Cómo los wearables pueden beneficiar a la industria de la salud?

 

Un dispositivo portátil a menudo se usa para rastrear los signos vitales de un usuario o los datos relacionados con la salud y el estado físico, la ubicación, etc. El espacio de atención médica está atravesando una revolución digital con la invasión de la tecnología. Los dispositivos médicos con inteligencia artificial y grandes datos proporcionan un valor agregado a la atención médica con un enfoque en el diagnóstico, tratamiento, monitoreo y prevención de pacientes. Los dispositivos portátiles aplicados a la atención médica ofrecen múltiples ventajas a los profesionales de la salud, así como a los pacientes:

 

    Personalización. El médico, con la ayuda de un software, puede crear rápidamente un programa basado en las necesidades del paciente.

    Diagnostico temprano. Los parámetros médicos precisos en los dispositivos portátiles permiten la detección temprana de síntomas

    Monitorización remota del paciente. Los profesionales de la salud pueden monitorear a los pacientes de forma remota y en tiempo real mediante el uso de dispositivos portátiles

    Adherencia a la medicación. Los dispositivos portátiles ayudan al paciente a tomar los medicamentos a tiempo e incluso informan a los profesionales médicos si el paciente no se adhiere a los medicamentos

    Registro de información. Los datos se almacenan en tiempo real, lo que permite un análisis más exhaustivo de la información. Esto da como resultado un informe más completo y preciso sobre el historial médico del paciente, que puede compartirse con otros especialistas médicos.

    Óptima decisión del médico. El médico puede comparar y analizar datos para tomar una decisión clínica más precisa y mejorar la calidad de vida del paciente.

    Ahorro de costes sanitarios. La atención médica remota a través de dispositivos portátiles significa ahorro de tiempo y movilidad, ya que elimina la necesidad de que el paciente se transfiera continuamente al centro médico.

Leer más
ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Telemedicina y Telemonitorización en Internet de las Cosas Medicas (IoMT). Recursos de Salud para utilizar en el Hogar